Rutas

cambil y arbuniel

rutas Urbanas

rutas-arbuniel

Desde el inicio de los tiempos, el agua ha sido el factor determinante para la aparición de asentamientos humanos. A lo largo de este paseo por Arbuniel y su entorno más cercano, conoceremos la historia de este pintoresco pueblo serrano, y como el agua ha sido y aún es, hoy en día, el elemento en torno al cual la vida gira.

ruta-urbana-cambil

El camino que asciende desde el exhuberante paraje de Cuadros hasta el Caño del Aguadero descubre un paisaje espectacular, con fuertes relieves y grandes roquedos, que contrastan con los verdes pastos donde pace el ganado, sumergiendo al visitante en montañas difícilmente imaginables en estas latitudes.

En Otoño, la cornibra, matorral noble de gran porte, adquiere un fuerte color rojizo, que tiñe las laderas en las que se ubica el Cornetal del Cerro de la Carluca, el más grande conocido, declarado además Arboleda Singular.

Con un poco de suerte, se puede ver a la reina de estas montañas, la cabra montés, paseando por estas escarpadas laderas. Y casi con toda seguridad veremos surcar el cielo al águila real y al águila de Bonelli.

Este largo sendero nos permite aproximarnos a la realidad social y económica de finales de la Edad Media. En esa época, la ganadería era una actividad fundamental. El frío y, en consecuencia la falta de pastos, obligaba a desplazar a las reses de una punta a otra de la península. Para su tránsito, se crearon caminos públicos, las vías pecuarias, que sólo en la provincia de Jaén suman una distancia semejante a la que hay hasta Moscú.

El Caño del Aguadero trata de un antiguo abrevadero perteneciente a una cañada real, situado a 1.800 metros de altitud en un entorno ganadero de alta montaña. Es un recorrido exigente, pero lleno de sugerencias del pasado, cuando la trashumancia formaba parte de la vida cotidiana de estas sierras. Una muestra de ello es la impronta ganadera que encontraremos en nuestro camino: tinadas, refugios de pastores y cazadores, descansaderos y abrevaderos.

Sierra Mágina

rutas en naturaleza

5 grandes rutas en sierra mágina

Caño del Aguadero, el Pico Mágina y Miramundos, El Peralejo, el Puerto de la Mata, Gibralberca, Castillos y torreones… Un parque natural plagado de atractivos escondidos.

caño-del-aguadero

El camino que asciende desde el exhuberante paraje de Cuadros hasta el Caño del Aguadero descubre un paisaje espectacular, con fuertes relieves y grandes roquedos, que contrastan con los verdes pastos donde pace el ganado, sumergiendo al visitante en montañas difícilmente imaginables en estas latitudes.

En Otoño, la cornibra, matorral noble de gran porte, adquiere un fuerte color rojizo, que tiñe las laderas en las que se ubica el Cornetal del Cerro de la Carluca, el más grande conocido, declarado además Arboleda Singular.

Con un poco de suerte, se puede ver a la reina de estas montañas, la cabra montés, paseando por estas escarpadas laderas. Y casi con toda seguridad veremos surcar el cielo al águila real y al águila de Bonelli.

Este largo sendero nos permite aproximarnos a la realidad social y económica de finales de la Edad Media. En esa época, la ganadería era una actividad fundamental. El frío y, en consecuencia la falta de pastos, obligaba a desplazar a las reses de una punta a otra de la península. Para su tránsito, se crearon caminos públicos, las vías pecuarias, que sólo en la provincia de Jaén suman una distancia semejante a la que hay hasta Moscú.

El Caño del Aguadero trata de un antiguo abrevadero perteneciente a una cañada real, situado a 1.800 metros de altitud en un entorno ganadero de alta montaña. Es un recorrido exigente, pero lleno de sugerencias del pasado, cuando la trashumancia formaba parte de la vida cotidiana de estas sierras. Una muestra de ello es la impronta ganadera que encontraremos en nuestro camino: tinadas, refugios de pastores y cazadores, descansaderos y abrevaderos.

pico-mágina-miramundos

La subida al Pico de Mágina (y también al llamado, y bien llamado, de Miramundos) requiere, sin duda, un esfuerzo exigente, pero que será ampliamente recompensado por la belleza de la ruta y por los múltiples detalles de la vida natural y de la presencia humana que hallaremos a nuestro paso. No en vano el pico Mágina es el más alto de la provincia de Jaén, siendo así Sierra Mágina el tercer macizo montañoso en altura de toda Andalucía. Esta ruta hace las delicias de montañeros, especialmente en invierno y primavera.

La ascensión combina un tramo inicial de pista con un tramo final de sendero de alta montaña. Si queremos evitar 3,5 km de pista, sólo tenemos que tomar un desvío que aparece a la izquierda , a 210 m de la barrera, y el sendero discurre durante 2,5 km bajo el pinar, hasta conectar de nuevo con la pista.

Además, en la ascensión podremos observar fácilmente especies de flora endémica protegida como es el caso de Glandora nitida, con una preciosa floración azul eléctrica, y la famosa Viola cazorlensis o violeta de Cazorla.

Desde el pico Miramundos, podremos contemplar una panorámica paisajística que abarca una amplia extensión desde Cazorla hasta Sierra Nevada: al sur, las granadinas Sierra Arana y Sierra Nevada; al norte en un primer plano, las cumbres del monte Cárceles y, detrás, las poblaciones de Úbeda, Baeza, Sabiote, etc.; al este la cumbre de La Morra de Mágina y, al fondo, los montes de Quesada pertenecientes a la sierra de Cazorla; al oeste tenemos la cumbre de Peña de Jaén y del Almadén.

En la ascensión encontraremos buenas representaciones de piedra seca de la comarca, como es una choza de pastores ubicada en el paraje de Covatillas y un nevero, ya casi en la cumbre de pico Mágina.

el-peralejo

Se trata de un sendero corto y con poco desnivel, muy adecuado si vamos con niños. Este sendero, que parte desde el centro de visitantes Mata Bejid, nos permite disfrutar de la riqueza y variedad de especies que presenta el bosque mediterráneo, como es el caso de encinas, enebros, quejigos y pinos carrascos. También podremos observar numerosos arbustos como labiérnagos, agracejos, eléboros y madreselvas.

A lo largo del paraje se puede contemplar arrendajos y zorzales charlo. También, carboneros, herrerillos, pinzones y alguna ardilla. En las márgenes de los carriles podemos encontrar los rastros y bañas (charco o paraje donde suelen bañarse y revolcarse los animales monteses) dejadas por los jabalíes.

Por otro lado, la ruta nos muestra el uso inmemorial que los pastores han hecho de la sierra, ya que el recorrido pasa junto a un abrevadero para el ganado.

puerto-mata

Esta ruta permite recorrer uno de los montes mejor conservados del área de Sierra Mágina, el monte público Mata Bejid. El principal elemento característico de éste es la dehesa: el bosque aclarado de encinas y quejigos de majestuoso porte que aparecen intercalados con pastos de montaña y numerosos arbustos propios del monte mediterráneo. Así mismo ofrece la oportunidad esta ruta de visitar vestigios del pasado, como el castillo de Mata Bejid y su era, declarado Bien de Interés Cultural.

En definitiva, se trata de una ruta muy completa con la que disfrutar de paisajes de gran belleza presididos por la espectacular imagen de la Peña de Jaén.

El sendero comienza en un carril que parte del kilómetro 13 de la carretera A-324 que une las localidades de Cambil y Huelma, próximo al centro de vistantes Mata Bejid.

Desde el final de este sendero se puede conectar facilmente con el sendero Fuenmayor en Torres.

Se trata de un sendero de longitud mediana, cuyo recorrido es interesante por pasar de las laderas sur a las norte en un corto espacio de tiempo, lo que nos permite contemplar el cambio de vegetación existente. Son muchas las especies botánicas que podremos observar y que son típicas del bosque mediterráneo. Encontraremos encinas de porte considerable, quejigos centenarios, pinos de repoblación como el carrasco o el resinero, arces, escaramujos, cornicabras, majuelos, tojos, tomillos

Partiendo de la apacible área recreativa Gibralberca, donde encontraremos encinas centenarias, tomamos un camino que nos llevará a un punto desde el que podremos contemplar la cresta de Mágina por su cara sur con varios picos de la sierra que superan los 2.000 metros de altura, como los de Almadén, Pico Mágina y Ponce y los distintos pisos de la vegetación en función de la altitud. Camino abajo alcanzaremos la Umbría de Cano y en ese trozo del sendero no es difícil observar ejemplares de águila real.